La energía de Cusco y el Pago a la Pachamama

Me acuerdo claramente ese 2006, cuando me encerré un par de meses en mi cuarto para leer las teorías del origen del universo, la biblia y sobre las religiones. Desde ese momento me volví agnóstico y cada vez más refuerzo mis fundamentos. (Ten cuidado! no confundas al agnóstico con el ateo).  No creo en los horóscopos, ni en las brujas, ni en los fantasmas, ni en supersticiones.  Siempre que paso debajo de una escalera o rompo un espejo de casualidad mi vida no cambia en absoluto,  porque antes que nada CREO EN MÍ, creo en el poder de la mente, en  la magia de la naturaleza, en la fuerza del corazón y por supuesto en la energía que nos transmite no solamente la tierra, sino también las personas.

Vengo de una familia súper católica, mis abuelos, padres, tíos, hermana tienen un profundo amor a Dios, yo no comparto sus sentimientos, sin embargo algo que me ha enseñado mi madre desde pequeño, es a tener respeto por las costumbres y creencias de los demás. Siempre me dice:  “Si fuéramos más tolerantes con las personas diferentes que uno, este mundo sería mucho mejor.” Si crees o no en algo,  en mi opinión, deberías siempre expresarte con respeto.  Claro, eres libre de opinar o reírte,  al igual que yo soy libre de pensar que como persona dejas mucho que desear. Por eso, si no te interesa leer esto, simplemente no lo leas  y se feliz.

Bueno les voy a compartir mi experiencia realizando el Pago a la Pachamama o a la Madre Tierra,  práctica que viene desde mis antepasados: El Inca,  los quechuas,  aymaras y diversos pueblos de los Andes.   Continue reading “La energía de Cusco y el Pago a la Pachamama”